Sanja Juričić-Franić - Un brindis por la igualdad de género

Fecha: viernes, 27 de junio de 2014

Sanja Juricic ES

En una bodega en las afueras de un pueblo en Herzegovina rural, una mujer de 32 años está de pie entre los barriles de vino, observando los viñedos.

Se llama Sanja Juričić-Franić. Junto con otras dos mujeres, su hermana y su madre, dirige la bodega Gangaš de Čitluk, en Bosnia y Herzegovina. Sanja tiene una maestría en agronomía y en este momento continúa sus estudios de posgrado en economía. Esposa, madre y empresaria de éxito, es una enóloga que ha debido luchar contra los prejuicios y los estereotipos en esta profesión dominada por los hombres.

“Como mujer, la igualdad de género significa para mí el tener la libertad de tomar mis propias decisiones con relación a mi vida, sin que me afecten los prejuicios sociales”.

Explica que su camino hasta convertirse en una experta en vinos fue natural, pues en su familia existe una larga tradición de producción de vino. Después de la trágica muerte de su padre en 2002, las tres mujeres de la familia siguieron adelante con el negocio y lo ampliaron, produciendo y ofreciendo vino en toda Bosnia y Herzegovina y más allá de las fronteras.

Sanja dice que el hecho de ser una enóloga no es algo que debiera sorprender a la gente, pero que en esta región todavía es infrecuente como actividad femenina.

A pesar de los desafíos que ha enfrentado, Sanja declara con confianza a todas las mujeres: “Siéntanse libres de empezar un negocio vitivinícola porque hoy en día la producción de vino ha dejado de ser puramente un trabajo de bodeguero; en la actualidad combina la elaboración de vino con la ciencia y el arte”, y todo eso, manifiesta Sanja, “es inherente a las mujeres”.

Agrega: “Es muy importante que tanto las mujeres como los hombres comprendan que las mujeres son miembros de la sociedad en pie de igualdad. Debemos aprender y escuchar, debemos creer en nosotras mismas”.

Lee más perfiles »