Dhruv Arora - Co-creador de GotStared.At y #itsnotyourfault

Fecha: lunes, 11 de agosto de 2014

Champion Dhruv Arora

Un experto digital y un activista de género, Dhruv Arora, de 25 años de edad, es un apasionado de estas dos disciplinas de su trabajo y es muy conocido en Nueva Delhi, India, como el hombre que impulsa medidas a través de un movimiento en Internet sobre temas de género. Es uno de los creadores de GotStared.At y #itsnotyourfault, una iniciativa en línea que ideó junto con su amigo Kuber. Estas plataformas ofrecen un espacio a las personas que sufren acoso en la calle, y promueven el debate sobre las diversas cuestiones relacionadas. Hemos planteado a Dhruv unas cuantas preguntas sobre qué le motiva a luchar a favor de la igualdad de género:

  • ¿Cuál cree que han sido los factores más importantes que le han ayudado a llegar donde se encuentra actualmente?

Ante todo, en la última década ha habido un cambio drástico en la manera en que las personas han empezado a reaccionar ante determinados incidentes y a hablar públicamente sobre temas como el empoderamiento de las mujeres, su desarrollo y progreso general y la igualdad de género. Nunca antes se habían debatido estas cuestiones como ahora. Este cambio positivo ha ayudado a promover la causa con nuestros esfuerzos. En segundo lugar, la concepción errónea de que el “feminismo” es un asunto exclusivo entre mujeres y que los hombres no tenían nada que ver con él se va borrando poco a poco del imaginario de esta nueva generación. Sin embargo, todavía queda muchísimo por hacer y conseguir para alcanzar nuestro objetivo.

  • ¿Cuáles fueron los mayores obstáculos a los que se enfrentó para llegar donde está hoy en día?

El mayor obstáculo fue el entorno en el que crecí. Procedo de una familia de clase media que se dedica a los negocios y las personas de mi familia nunca hablaban de temas de género. Estaba condicionado a creer que debía crecer para ser un hombre que en algún momento tendría que ganar el sustento y ser el cabeza de familia. No se esperaba que ninguna mujer de mi familia tuviera que ganarse el sustento. La responsabilidad de ganar dinero únicamente recaía en los hombres y, por ende, se les trataba como a superiores.

  • Cuéntenos algo de su infancia, sus ambiciones y quién le inspiró o influenció para convertirse en quien es ahora.

Estudié en la Escuela de las Fuerzas Aéreas, un lugar en el que, de nuevo, se ensalzaba a los grandes oficiales de las fuerzas aéreas y del ejército, un ámbito que estaba dominado principalmente por hombres. Los estudiantes eran mayoritariamente niñas y niños cuyos padres estaban en las fuerzas armadas. Pese a que era una escuela mixta, a las niñas sobre todo se las enseñaba a comportarse, sentarse bien y estudiar mucho con vistas a una vida en matrimonio. Realmente no se las animaba a realizar carreras interesantes. De hecho, cuando se castigaba a los niños en la escuela, a menudo se les obligaba a sentarse con las niñas como parte del castigo. Nadie se preguntaba por qué en la escuela a las niñas se las trataba de manera tan diferente de los niños. Todos estábamos condicionados a pensar de esa manera y simplemente seguir aceptando la idea tradicional de que los niños eran superiores. Me convertí en ingeniero de profesión porque “se esperaba” que esto es lo que tenía que hacer y no porque yo quisiera hacerlo. La presión y la carga de ser el responsable de ganar dinero me llevó a decidirme por esta profesión.

  • ¿Cuál cree que es su mayor aportación a la sociedad/comunidad?

Genero conciencia sobre cuestiones importantes de género entre todas las personas a las que puedo llegar para lograr un gran efecto en la sociedad y cambiar la mentalidad de la gente. Sólo entonces podrá haber una sociedad inclusiva en la que tanto las mujeres como los hombres puedan vivir en paz. Me he asegurado de que mi hermano, todavía un estudiante, y otros familiares sean conscientes de las cuestiones de género y les he hecho ver la importancia que tiene hablar sobre estos temas.

  • ¿Cuál es su principal mensaje para la generación más joven? ¿Qué tienen que aprender de su experiencia?

Cuando somos niños, se nos hace creer ciertas cosas y formamos ideas que se integran en nuestro comportamiento y nuestra mentalidad del día a día. En cambio, mi mensaje a la generación más joven es que deben “cuestionarse” esas ideas y razonar si son pragmáticas y tienen sentido en el contexto actual. Deben preguntarse, intervenir y librarse de conceptos tradicionales que ahora pueden no ser relevantes. Las y los jóvenes deben darse cuenta de que los temas relacionados con la igualdad de género no son sólo míos sino de todo el mundo, puesto que tienen un efecto en la vida de todas y todos en general.

  • ¿Qué mensaje transmitiría a otras mujeres y niñas que pueden verse inspiradas por su trayectoria y sus logros?

No esperes a que los demás alcen la voz o hagan algo para conseguir los cambios necesarios respecto a la igualdad de género. Tienes que ser tú quien tome la iniciativa y, si no puedes hablar a 50 personas, al menos puedes hablar a 10 o a dos o a una. Hazte oír y cuestiona las ideas y las opiniones preconcebidas de las personas que te rodean. Intenta influir y concienciar a la gente cercana a ti.

Vea más Campeonas/es »