Artículos

5
resultados encontrados
1 - 5 de 5 resultados
Fecha:
Cristina Amaral, o Kiki como le gusta que la llamen, es la primera pilota de Timor-Leste. Criada en el aislado distrito de Oecusse, en un país conocido por haber recobrado su independencia recientemente, Amaral observó que todos los pilotos en su amado país eran hombres. Después de estudiar al mismo tiempo que cuidaba a sus cuatro hermanos, obtuvo una beca para asistir a la escuela de aviación, y desafió las probabilidades en esta profesión en la que predominan los hombres. Hoy en día se enorgullece de volar muy alto, encima de las nubes, y es una figura destacada en el sector de la aviación.
Fecha:
Como primera mujer en alcanzar el rango de Oficial Subprefecto en la marina guineana, la capitana Bontou Soumah hizo frente a la discriminación y a los retos que se le plantearon para hacer realidad su sueño de convertirse en una profesional de la marina. Su vida personal y profesional se habían desarrollado hasta entonces en aguas procelosas, pero consiguió superar las mareas y llegar a ser un alto mando de la marina de su país. Poco a poco fue ascendiendo en el escalafón militar hasta que fue nombrada Oficial y recibió la condecoración de la Orden del Mérito de la República en 2005 por orden del Presidente de la nación.
Fecha:
Pese a la presión social para que renunciara a su sueño de servir al país con su trabajo, actualmente, como jefa de la Unidad de Protección a la Familia que depende de la Policía Civil Palestina, la Teniente Coronel Wafa Khaled Ayyad Muammar es la mujer agente con mayor rango en la policía.
Fecha:
A esa joven y menuda oficial de policía la conocen todas y todos. Aunque no conduce, no hay distancia que se le resista. La sargenta Amelia de Jesus Amaral camina los kilómetros que sean necesarios para recoger una denuncia de violencia doméstica. Galardonada con el prestigioso premio Defensora de la Igualdad de Género 2014 otorgado por la Secretaria de Estado para la Promoción de la Igualdad en noviembre de 2013, Amelia es un referente muy poderoso para la sociedad timorense. En un país donde las fuerzas de policía tienen menos de un 20 por ciento de mujeres entre sus efectivos, Amelia es una de las veteranas de la Unidad de personas en condición de vulnerabilidad de la Policía Nacional de Timor-Leste, una de las más difíciles por tratar delitos que son culturalmente aceptados por la sociedad y donde las y los sobrevivientes tienen que superar innumerables barreras para acceder a la justicia.
Fecha:
Las historias de violaciones en grupo, matrimonio forzado y padres obligados a violar a sus propias hijas a punta de pistola no la dejan dormir por la noche. Saran Keïta Diakité ha escuchado a innumerables mujeres contar las atrocidades que han sufrido las personas de su país maltrecho por la guerra (Malí) a manos de grupos armados desde el golpe de estado militar de marzo de 2012. En abril de 2012, era una de las pocas mujeres que participaron en las conversaciones de paz de Uagadugú, Burkina Faso. Hoy, en todo el mundo, las mujeres lentamente se han ido dando lugar en las conversaciones de paz.