Relevante ayer, relevante hoy

Mtisunge Kachingwe es una joven de 23 años de Malawi que se desempeña como médica en el Hospital Central Queen Elizabeth.

Fecha: miércoles, 14 de mayo de 2014

Trabajo para la YWCA (ACF) de Malawi y en una de nuestras filiales, una niña de 12 años llamada Chikumbutso se acercó una tarde a los asesores para compartir su difícil situación. La madre quería obligarla a casarse con un muchacho de 18 años. El asesor habló con otros miembros de la comunidad y juntos pudieron dialogar con la madre y evitar que esta niña se casara y fuera víctima de un matrimonio temprano y forzado.

Mtisunge Kachingwe
Foto cortesía de Mtisunge Kachingwe

Gracias a la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, las mujeres, las jóvenes y las niñas están mejor informadas y pueden reaccionar frente a la discriminación y enfrentarla. Las organizaciones y los grupos comunitarios están mejor estructurados y pueden ejercer presión sobre sus gobiernos para exigir cambios cuando las leyes y las prácticas ponen en riesgo sus vidas y su bienestar. La Plataforma de Beijing ha existido desde hace unos 20 años y sigue dando forma al desarrollo político, social y económico en todos los Estados miembros de las Naciones Unidas.

Aunque la Plataforma fue elaborada cuando yo tenía solo cuatro años, llegó en un momento parecido al actual, en el que el mundo vivía profundos cambios políticos, económicos, sociales y culturales, y cuando la promesa de igualdad para las mujeres y las niñas estaba lejos de cumplirse según las expectativas.

Aunque estos desafíos todavía existen, soy testigo de los éxitos de este programa para las mujeres, las jóvenes y las niñas de mi país. He visto niñas que acceden a la enseñanza primaria gratuita. He visto jóvenes que acceden a la formación profesional para aprender panadería. He visto la alegría y el júbilo de una mujer al abrir su primera cuenta bancaria, que la empodera económicamente para iniciar su propio negocio. He visto a una niña que se defiende y se niega a seguir siendo víctima de violencia de género, y he visto a una mujer que se convierte en líder de su comunidad.

Luego de 20 años de existencia, la Plataforma de Acción de Beijing sigue siendo relevante. Sigue siendo un poderoso programa para la igualdad de las mujeres. Permite a niñas como Chikumbutso y otras en todo el mundo afirmar sus derechos y hacerse oír cuando se los infringe.

En la actualidad hay mujeres y niñas que siguen quedando por fuera y por detrás de todas las áreas de desarrollo. Nos corresponde a ustedes y a mí abogar aún más para que los gobiernos renueven su compromiso con la Plataforma de Acción de Beijing e intensifiquen sus esfuerzos para empoderar a las mujeres y a las niñas.

Lee más perfiles »