Beijing+20 – La Plataforma de Acción de Beijing cumple 20 años

 
La Plataforma de Acción de Beijing
cumple 20 años

World Environment Day

Las mujeres pueden encabezar la transición a un medio ambiente más limpio y sustentable

Error:

Por Rajendra K. Pachauri, Ph.D.

Fecha: 04 June 2014

Dr. Rajendra Pachauri, Op-Ed for Women and the Environment
Foto: UN Photo/Eskinder Debebe

El Dr. Pachauri es Presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), el principal organismo que brinda evaluaciones del cambio climático, y también es el Director General de TERI (The Energy and Resources Institute), una organización con sede en Nueva Delhi que investiga y desarrolla soluciones para los problemas del cambio climático.

Cuando se trata del cambio climático, nadie está a salvo. Los cambios causados por un clima más cálido afectarán a todas las personas en todos los rincones del mundo.

Los efectos no serán uniformes. Los países más pobres y de baja altitud sufrirán de modo desproporcionado a menos que la comunidad internacional se comprometa a reducir y en última instancia eliminar los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático. Y dentro de este grupo de personas desfavorecidas, las mujeres y sus hijas e hijos que viven en zonas rurales se encuentran entre las más vulnerables. Como señaló en marzo el informe del Grupo de trabajo II del IPCC:

“Los aumentos de precios, que pueden ser inducidos por impactos climáticos y también por otros factores, tienen efectos desproporcionados sobre el bienestar de las personas pobres de las zonas rurales, como los hogares encabezados por mujeres y aquellos que tienen acceso limitado a los insumos de la agricultura moderna, la infraestructura y la educación”.

La atmósfera y el océano se han calentado, la cantidad de nieve y hielo ha disminuido, el nivel del mar ha subido, y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado, todo lo cual es testimonio de un clima cada vez más cálido. Sin embargo, mantengo la esperanza de que la rápida acumulación de pruebas sobre el cambio climático y sus consecuencias sumamente preocupantes para el futuro del planeta impulsará a los líderes mundiales a tomar medidas enérgicas pronto para lograr la transición a una economía mundial impulsada por energía limpia, de bajo costo y renovable. Contamos con la tecnología necesaria para hacer esta transición. Sólo necesitamos la voluntad política que respalde su implementación mundial.

Las mujeres desempeñarán un papel decisivo en esta transición. De hecho, es muy posible que la encabecen. Después de todo, la fundadora del movimiento ambientalista moderno fue una mujer, Rachel Carson, con su libro Silent Spring. Y, como ha observado el Banco Mundial, las mujeres desempeñan un papel fundamental en la gestión de los recursos naturales y, en mi experiencia, suelen estar más en contacto con su entorno natural. Sus voces son las que se harán oír más fuerte para apoyar las políticas que fomenten la creación de un medio ambiente más seguro para sus hijas e hijos.

La transición a la energía limpia y renovable traerá beneficios para las mujeres que irán más allá de evitar el cambio climático. Más de 1300 millones de personas en todo el mundo viven sin electricidad, lo cual es una dificultad especial para las mujeres que deben preparar alimentos en primitivas cocinas que emiten partículas dañinas, mujeres que se esfuerzan por educar a sus hijas e hijos a la luz de lámparas de queroseno o velas.

A través de un programa llamado Lighting a Billion Lives gestionado por TERI, el instituto donde trabajo, he visto la transformación radical de las vidas de mujeres en aldeas rurales pobres a través del uso de pequeños dispositivos locales de energía solar. Al acceder a la electricidad por primera vez en la vida, ellas y sus hijas e hijos pueden leer de noche y contar con energía para pequeñas empresas. Han dejado atrás las cocinas de leña, las lámparas de queroseno y los subproductos tóxicos.

Me gustaría contarles la historia de Baby Devi para ilustrar lo que quiero decir. La Sra. Devi fue elegida para administrar una estación de carga solar que nuestro programa había instalado en su aldea, Mahmuda, en 2012. Con la nueva estación, los aldeanos pudieron cargar sus linternas solares que les permitían poner en marcha pequeñas empresas.

Gracias a su gestión eficiente de la estación de carga, se brindó a la Sra. Devi la oportunidad de capacitar a otras mujeres en la producción de incienso, algo que hubiera resultado mucho más difícil sin las linternas solares que les permiten trabajar después de la puesta del sol. Hoy en día, además de alquilar las linternas, la Sra. Devi dirige un centro de producción de incienso que emplea a una docena de mujeres, quienes ahora tienen ingresos básicos.

La energía limpia y de bajo costo es esencial para la calidad de vida de las personas, y para garantizar el desarrollo socioeconómico. Si no se proporciona acceso a una energía asequible, será imposible eliminar la pobreza extrema y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad de género y empoderar a las mujeres, o incluso reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna.

Y sin acceso a energía asequible, generada por recursos limpios y renovables, no podremos impedir los efectos potencialmente devastadores del cambio climático.

De modo que tenemos una opción: o seguimos haciendo lo mismo y avanzamos hacia un planeta cada vez más caliente e inhóspito, o tomamos medidas ahora para crear un mundo más saludable, más verde y más equitativo. La opción es sumamente clara: si tratamos a la Madre Tierra con gentileza, ella nos devolverá el favor.

Para obtener más información sobre “La mujer y el medio ambiente”, consulte el material editorial En la mira disponible en el nuevo sitio web de la campaña Beijing+20.