Maha Almuneef - Romper con los estereotipos, alcanzar objetivos

Fecha: jueves, 26 de junio de 2014

Maha Almuneef ES

Maha Almuneef, de 53 años de edad y madre de tres que vive en Riad, Arabia Saudita, es una médico acreditada que tiene una visión: poner fin a la violencia contra las mujeres. Maha, impávida ante la imagen tradicional del lugar que debía ocupar una mujer en la sociedad, se licenció como médico y creó el Programa Nacional de Seguridad Familiar (NFSP, por sus siglas en inglés), la primera institución especializada en abordar la cuestión de la violencia doméstica en el país. Como Directora Ejecutiva de NFSP, centra su atención en programas de prevención y capacitación de profesionales, como policías o abogadas y abogados, con el objetivo de mejorar la ayuda a las sobrevivientes de violencia. NFSP también ofrece orientación y servicios de derivación, y gestiona la línea de atención infantil saudita dedicada al asesoramiento de niñas y niños que han sufrido maltrato, y a sus cuidadoras y cuidadores. El proyecto estrella de Maha fue defender la reciente ley de “Protección ante el maltrato” que penaliza la violencia doméstica. El presidente Barack Obama le otorgó un prestigioso premio este año, convirtiéndola en un destacado modelo a seguir para las mujeres de su país. 

Maha se enfrentó a tabús culturales al constituir y liderar su propia organización, superó las críticas, el acoso y otras dificultades para perseguir su objetivo de conseguir la igualdad para mujeres y hombres en Arabia Saudita. Ha roto estereotipos y sorteado obstáculos, logrando un cambio tangible en la manera en que las personas perciben la violencia doméstica. Sirve de modelo para las demás, demostrando que las mujeres pueden ser muy trabajadoras y líderes de éxito, además de esposas y madres.

¿Cuáles cree que han sido los factores más importantes que le han ayudado a llegar donde se encuentra actualmente?

¡Ser valiente y trabajar mucho! Haber nacido y crecido en Arabia Saudita me acerca a mi comunidad, ser una mujer íntegra y con estudios científicos me brinda la confianza de las personas y de mi sociedad.

¿Cuáles fueron los mayores obstáculos a los que se enfrentó para llegar donde está hoy en día?

Una de las principales dificultades a las que se enfrenta cualquier persona que trabaje en el ámbito de la violencia doméstica es la cultura. La violencia doméstica es un tema delicado, y aún más en una sociedad conservadora que no está acostumbrada a que las mujeres expresen sus opiniones tan visiblemente. Así que me topé con cierta oposición. La ausencia de leyes contra la violencia doméstica y el maltrato infantil dificulta aún más la defensa y la prestación de servicios a las víctimas.

¿Cómo sobrelleva el hecho de ser una de las pocas mujeres en su ámbito de trabajo?

Estar licenciada por una de las universidades de la Ivy League y verme a mí misma como experta profesional a pesar de mi género ha ayudado mucho.

¿Cuál cree que es su mayor aportación a la sociedad?

Creé un programa nacional que aborda la cuestión de la violencia doméstica a todos los niveles. Mi contribución a la aprobación de la ley de “Protección ante el maltrato” por el Gabinete Ministerial hace que Arabia Saudita sea uno de los pocos países árabes que tiene una ley que penaliza la violencia doméstica.

¿Qué mensaje transmitiría a otras mujeres y niñas que pueden verse inspiradas por su trayectoria y sus logros?

Que crean en ellas mismas. Pueden lograr el cambio alzando la voz por sus derechos. Tienen que entender que el cambio necesita tiempo, pero con dedicación y trabajando mucho, todo es posible. Ama lo que estás haciendo, apasiónate con ello, ten grandes sueños y no subestimes tu potencial.

 

Lee más perfiles »