Los multimedios al servicio de una diversidad de causas

Fecha: lunes, 18 de mayo de 2015

Vesna Andree Zaimovcic ES

En una nación devastada por la guerra, es una de las pocas personas que ha llegado a los más altos puestos en los medios de comunicación. Se reinventa constantemente y su recorrido ha tenido muchos giros. Vesna Andree Zaimović comenzó su vida académica en la Academia de Música de Sarajevo y se graduó en Musicología en 2003, cuando se iban disipando las secuelas del conflicto que asoló a Bosnia y Herzegovina entre 1992 y 1996. Hay quienes dicen que el conflicto había comenzado mucho antes, cuando se agudizaron las divisiones entre los distintos grupos étnicos y religiosos.

Fue un momento difícil de la historia del país, en que las familias se desmembraban y las carreras terminaban incluso antes de comenzar. Andree Zaimović trabajó en todo lo que pudo durante el tumultuoso periodo que siguió al conflicto; fue desde asistente de producción y representante de relaciones públicas hasta periodista, y en todo empleaba su creatividad para impulsar un sentido de autoconciencia e independencia. También puso en práctica sus habilidades como profesora de guitarra durante el conflicto y nunca dejó de trabajar en pos de su objetivo de alcanzar nuevos espacios en los medios y contribuir a la música y las artes escénicas en Sarajevo. En el camino, se le encomendó que encabezara la delegación nacional en el reconocido festival de la música de Eurovisión durante varios años, desde donde garantizó que el país tuviera representación en ese certamen paneuropeo.

Al percibir la sed de información que tenía el público, fue una de las creadoras del portal web Radio Sarajevo  (el cual ya se ha convertido en uno de los sitios web más visitados del país) para brindar noticias imparciales sobre los asuntos de actualidad más importantes. Con menos de 50 años, ha llegado a la cima de su profesión, convirtiendo las experiencias de dificultades en algo tangible en las páginas de la historia.

Mujer pionera en los medios web independientes, emplea su posición para también atraer la atención hacia los derechos humanos garantizados para la ciudadanía de su país, que está integrado por una pluralidad de etnias. Para ello utiliza Manjine.ba, considerado un sitio web innovador por crear una de las primeras comunidades en línea del país. El sitio también fue el primero en crear un espacio multimedia para las minorías étnicas, las personas con discapacidad, las personas que viven en la pobreza y la comunidad LGBT, así como el primero en abordar temas como la discriminación en los medios bosnioherzegovinos.

Buscando siempre la forma de retribuirle a la comunidad, trabaja con su equipo para capacitar en alfabetización en medios de comunicación y para usar el poder de las nuevas tecnologías para promover los derechos humanos. Una de sus últimas iniciativas es la elaboración de materiales de alto impacto sobre eliminación de la violencia contra las mujeres, con infografías para despertar más conciencia acerca de los desafíos específicos que enfrentan las mujeres en el panorama actual. Aquí habla acerca de cómo se percibe la presencia de las mujeres en los medios de comunicación y advierte que en ocasiones éstas son excluidas de los puestos de liderazgo debido a sus múltiples roles en la sociedad y la familia.

¿Cuáles cree que han sido los factores más importantes que le han ayudado a llegar donde se encuentra actualmente?

Uno de ellos es la tradición familiar, puesto que mi padre fue un hombre muy versátil y con curiosidad por muchas cosas hasta el fin de sus días. A la vez, poseía excelentes aptitudes organizativas que le permitieron encontrar el tiempo para todo lo que quería hacer, y también tiempo para la familia. Yo heredé algunas de sus cualidades. Otro factor importante es el apoyo de mi esposo, con quien forjamos una relación sólida en la que nos enriquecemos y apoyamos mutuamente. Por último, está también mi anhelo constante de aprender cosas nuevas, desarrollarme y llevar una vida activa. Me gusta que todo lo que hago sea bueno y útil para la mayor cantidad de gente posible. Me gusta superar los límites en mi campo de acción.

¿Cuáles fueron los mayores obstáculos a los que se enfrentó para alcanzar sus metas profesionales?

El mayor obstáculo fue la guerra en Bosnia y Herzegovina. La guerra se llevó muchas vidas, destruyó familias, deshizo muchas amistades y acabó con muchas carreras. Y yo no fui la excepción: tuve que comenzar de nuevo varias veces durante esa época. De algún modo, me fortaleció, porque aprendí que no debía apegarme a un único camino ni a una única profesión. Tengo un título en musicología, pero durante ese tiempo también trabajé como periodista, reportera, asistente de producción. Luego de trasladarme a Eslovenia, donde nacieron mis dos primeros hijos, trabajé como profesora de guitarra. Todo fue un gran aprendizaje para mí.

Cuéntenos algo de su infancia, sus ambiciones y quién le inspiró o influenció para convertirse en quien es ahora.

Crecí en una familia melómana y fui una música activa. Debido a las vacaciones de mis padres, viajábamos mucho y eso es algo de lo que estoy enormemente agradecida. Durante la infancia tuve algunos problemas de peso y con mi cuerpo, lo que fue un enorme problema de imagen corporal. Ya sabes, esa tradición de las madres, abuelas y tías de preocuparse de que "la niña podía tener hambre." Después de los 20 años perdí peso. Pasé mi tercera década de vida dedicada a la "rehabilitación del sistema" después de la guerra y criando a mis hijos. Fue sólo más tarde, a mis 40, que descubrí el amor por el deporte. Aprendí snowboard a los 43 y me volqué a la natación a los 45.

Al trabajar en la industria virtual, un sector en constante crecimiento, todos los días aprendo algo de personas más jóvenes que yo. Me inspiro mucho en la literatura, la música, el teatro y el arte, lo que considero una necesidad más que un lujo. Creo que la cultura y el arte pueden inspirar bondad y tolerancia en las personas y ayudarnos a encontrar un equilibrio. Por último, me inspiran muchas de las mujeres que me rodean, especialmente mi hermana, amigas y compañeras de trabajo.

¿Cómo se maneja ante el hecho de ser una de las pocas mujeres de su ámbito de trabajo?

Hay un predominio de mujeres en los medios de Bosnia y Herzegovina, aunque en puestos de periodistas o editoras de nivel intermedio. Somos menos en los puestos ejecutivos. Creo que a las mujeres todavía no se nos toma tan en serio como a los hombres, especialmente si somos cordiales y gentiles. Los grandes acuerdos comerciales se cierran mayoritariamente en eventos sociales "masculinos", como almuerzos y cenas de negocios o espacios VIP en los estadios. Esa es la discriminación silenciosa que, en lo formal, no existe.

¿Qué mensaje transmitiría a otras mujeres y niñas que puedan verse inspiradas por su trayectoria y sus logros?

La comunidad siempre tiene expectativas sobre nosotras que no son el resultado de necesidades reales, sino de la tradición, la costumbre y el hábito. Nos sentimos culpables de no estar a la altura. Creo que es más importante desarrollar la propia personalidad y tener expectativas propias. Sentir que puedes probarte a ti misma que eres capaz de alcanzar algunas metas es maravilloso. Mi mensaje a la juventud es que nunca dejen de aprender, investigar, plantear interrogantes y desarrollar la personalidad. Mi mensaje es que deben ser responsables de sí mismas y de los demás, mantenerse en actividad, vivir la vida al máximo y hacer siempre lo mejor que puedan.

Lee más perfiles »